"¿Sabe usted cómo escribo yo mis cuentos? -le dijo a Korolenko, el periodista y narrador radical, cuando acababan de conocerse- Así." Echó una ojeada a la mesa -cuenta Korolenko- tomó el primer objeto que encontró, que resultó ser un cenicero, y poniéndomelo delante dijo: " Si usted quiere mañana tendrá un cuento. Se llamará El cenicero."Y en aquel mismo instante le pareció a Korolenko que aquel cenicero estaba experimentando una transformación mágica: "Ciertas situaciones indefinidas, aventuras que aún no habían hallado una forma concreta, estaban empezando a cristalizar en torno al cenicero". V.NABOKOV/ Chéjov

"¿Has visto alguna vez un montaje realmente hermoso de, digamos, "El jardín de los cerezos"? No me digas que sí. Nadie lo ha visto. Puede que hayas visto "montajes inspirados, montajes eficaces", pero nunca algo hermoso. Nunca una versión en la cual todos los que salen al escenario estén a la altura del talento de Chéjovè, matiz por matiz, carácter por carácter."-J.D.Salinger

viernes, 6 de agosto de 2010

MÁXIMO y Nacho MASTRETTA / de poetas y músicos

.


A Máximo, Burgos 1933,se le pudo ocurrir esta viñeta un día en que Nacho Mastretta, el músico santanderino, bajó de casa y se puso en la acera, o en el metro, a hacer música para animar la vida a los demás. 

Mastretta, nació en Barcelona en 1964, pero se considera de Santander, como Cortázar el escritor argentino pudo nacer en Bruselas; llegó a la ciudad con seis años y realizó en ella sus estudios de piano en el conservatorio.Hace mucho que dejó Santander y vive en Madrid donde compone , a veces música para películas y toca con su banda o recorre con ella el país o el mundo.



Raimundo Amador con Nacho Mastretta y su banda
en Madrid, Chueca, el Día de la Música, 19.6.2011

Puede que el próximo músico que suene en la calle sea Nacho Mastretta o merezca serlo; habrá que recordarlo por si acaso..