"¿Sabe usted cómo escribo yo mis cuentos? -le dijo a Korolenko, el periodista y narrador radical, cuando acababan de conocerse- Así." Echó una ojeada a la mesa -cuenta Korolenko- tomó el primer objeto que encontró, que resultó ser un cenicero, y poniéndomelo delante dijo: " Si usted quiere mañana tendrá un cuento. Se llamará El cenicero."Y en aquel mismo instante le pareció a Korolenko que aquel cenicero estaba experimentando una transformación mágica: "Ciertas situaciones indefinidas, aventuras que aún no habían hallado una forma concreta, estaban empezando a cristalizar en torno al cenicero". V.NABOKOV/ Chéjov

"¿Has visto alguna vez un montaje realmente hermoso de, digamos, "El jardín de los cerezos"? No me digas que sí. Nadie lo ha visto. Puede que hayas visto "montajes inspirados, montajes eficaces", pero nunca algo hermoso. Nunca una versión en la cual todos los que salen al escenario estén a la altura del talento de Chéjovè, matiz por matiz, carácter por carácter."-J.D.Salinger

lunes, 18 de junio de 2012

RAFAEL / Exposición en el Museo del Prado de sus años finales en ROMA



Relacionado: 
RAFAEL en Florencia/ Leonardo, Miguel Ángel...y Botticelli...


La exposición del Museo del Prado, en colaboración  con el  Louvre, pone a Rafael de actualidad .Son 70 obras entre pinturas y dibujos de sus años romanos.De la etapa final de su vida, desde la llegada del artista a la ciudad en  1508 hasta  su muerte, a los 37 años  en 1520. En las pinturas   se aprecia una evolución continua que  en los retratos  alcanza  notables calidades plásticas , poéticas y de sutil penetración psicológica.

             
Rafael, Retrato de León X y dos cardenales, 1517 (detalle) Las manos delicadas, el libro miniado,la lupa y la campanilla de oro y plata cincelados con primor, las cintas de raso...perfilan el retrato de un personaje... refinado y sensual del que se sabe también -como buen Medici-  sentía verdadero interés por las letras y las artes.[Pintado tres años antes de la muerte. Si se compara con el retrato de Julio II, pintado sólo cinco años antes, se percibe la acelerada evolución del joven artista.]
Los retratos de  Julio II y León X forman idealmente  una serie de extraordinarios retratos papales que continuará Tiziano,  con  Paulo III, y corona Velázquez, ya en el Barroco, con  Inocencio X.

                                        RAFAEL, Julio II, 1512, 108 x 80, ól/tabla, National Gallery, londres.

En  Julio II ,   Rafael   despliega una   deslumbrante armonía  de rojos y blancos aunque su estilo es todavía provinciano:  en este retrato esta ausente la majestad y magnificencia de un papa que además de jefe espiritual de la Cristiandad es Rey de los Estados de la Iglesia y  la fuerza de la imagen reside  en la capacidad del artista para transmitir emociones íntimas del retratado: Julio II parece anímicamente derrotado, un ser abrumado, dominado por la tristeza, el escepticismo y la desesperanza...A pesar de que Vasari en sus Vidas diga  que  "el retrato  inspiraba temor como si fuera el Papa en persona",esta dudosa afirmación,  contemplando la obra  , sirve para recordar que Julio II era autoritario,belicoso, despótico y temido aunque, el testarudo Miguel Ángel no dudara enfrentarse a él; pero el joven artista  no ¿supo? reflejarlo.
Rafael llegó a Roma a fines  de 1508 recomendado por Bramante que  ya  estaba construyendo la Basílica de San Pedro. Se le llamó  para realizar importantes frescos en el Vaticano.Tenía 25 años y traía  como bagaje  un notable talento hecho de intuición, inteligencia y sensibilidad, más todo lo que había aprendido durante  su estancia de cuatro años en Florencia, En la ciudad toscana había estudiado   el arte que llenaba la ciudad -desde antes de Masaccio-, y especialmente  las obras de vanguardia de Leonardo y Miguel Ángel.Estas darían una dimensión nueva a su pintura en la que pueden rastrearse  las  huellas:  -composición de grupos y perspectiva aérea de Leonardo, monumentalidad y escorzos de Miguel Ängel...-.

                                                 RAFAEL, autorretrato, 1499
Vasari dice: " A su llegada , Rafael, fue muy agasajado por Julio II , y empezó en la Estancia de la Signatura una escena que representa el momento en que los teólogos reconcilian la Filosofía, y la Astrología con la Teología". Se refiere a La Disputa del Sacramento, de 1509, a la que seguiría  la  impresionante Escuela de Atenas.  A pocos metros Miguel Ängel pintaba  y protegía celosamente de los ojos ajenos, el techo de la Capilla Sixtina.
Para realizar estos  enormes frescos  el papa le recomendó buscar ayudantes y así se fue formando un  gran taller, el mayor del Renacimiento,  que rodeaba a Rafael, y le permitió pintar tanto y que crea problemas, a veces, sobre la verdadera autoría de algunas partes de las pinturas o de  obras completas. Entre sus colaboradores se encontraban pintores  estimables y  uno  de primer orden, Giulio Romano, pintor y como él, arquitecto.

RAFAEL, dibujo preparatorio para el gigantesco fresco La Escuela de Atenas.
Rafael era un gran dibujante y los dibujos añaden el interés de ser documentos sobre el proceso de creación.En la grandiosa arquitectura bramantesca -digna de la Basílica de San Pedro que acaba de diseñar Bramante y de la Roma Antigua, de cuya escala monumental quedan en la Ciudad todavía restos vivos, como el Panteon- ha distribuido con maestría los grupos, pero las figuras de Platón y Aristóteles fueron ligeramente modificados en el fresco definitivo para hacer sus gestos más elocuentes, aún.
El Papa quedó  satisfecho con lo realizado y le encargó  su retrato del que  dice Vasari: "Y, habiendo ya adquirido gran fama retrató en esta época al papa Julio  en un cuadro al óleo, tan vivo y veraz que cuando se contemplaba el retrato  inspiraba temor como si fuera el Papa en persona". 
Julio II (Giuliano della Rovere, 1443- 1513 )que  tenía  casi setenta años cuando le retrata Rafael, no parece gozar de  buena salud. Había estudiado y ascendido en la carrera eclesiástica ayudado por su tío el Papa Sixto IV, el iniciador de las obras que engrandecerían la ciudad después de la decadencia medieval y había mandando edificar la Capilla Sixtina para celebrar los Cónclaves. 
Los Papas, hasta la unificación italiana en 1870, eran también reyes absolutos de los Estados Pontificios, territorios que atravesaban diagonalmente la Península italiana y de los que se habían adueñado en la Alta Edad Media de forma poco santa y  chapucera. 
Julio II, de carácter violento y compulsivo, se comportaba más como un condotiero ocupándose de los asuntos políticos que como  Jefe espiritual de la Iglesia;  mientras, el descontento y los escándalos iban gestando la ruptura que sería la Reforma Protestante que le estallaría en 1517 a su sucesor León X; como algunos otros papas tuvo varios hijos de los que sólo una, Felice della Rovere, hija de una aristócrata romana y  nacida como Rafael en 1483, sobrevivió. 
Fue el mayor mecenas de la historia; para él trabajaban en los diez años de su papado y al mismo tiempo:
* Bramante en el  proyecto y construcción  de la Basílica de San Pedro;
*Miguel Ángel, los frescos de la Capilla Sixtina, y parte de las esculturas para la que había de ser su colosal tumba  bajo la cúpula de San Pedro y de la solo se hicieron algunas esculturas ( Moisés, los esclavos...);  a Miguel Ángel le amargó que el proyecto se paralizara y demorase y finalmente fuera abandonado y entre ambos surgieron agrias disputas; Miguel Ángel se volvía furioso a Florencia y el Papa se humillaba y le mandaba llamar. Eran dos temperamentos a cual más belicoso pero Miguel Ángel  le ganaba en terquedad.
*Y Rafael las Estancias del Vaticano, dirigidas por él y realizadas en parte por él y su taller y la última, tras su muerte, acabada por Giulio Romano.


RAFAEL, La Escuela de Atenas, (detalle) Estancias Vaticanas. Platón (con el Timeo bajo el brazo) y Aristóteles (sosteniendo su Ética) avanzan hacia el espectador indicando sus dos conceptos de conocimiento: Platón indica con un gesto del brazo el ámbito de las ideas mientras  Aristóteles señala el mundo de la experiencia
RAFAEL, León X y dos cardenales, 1517-18, ól/tabla, 152 x 118, Uffizi, Florencia

Sólo han pasado cinco años entre los  retratos de los dos papas y el estilo  es muy diferente; ya no hay restos de provincianismo; la composición es arriesgada pero encuentra la difícil armonía  entre los distintos planos que ocupan los personajes; el fondo arquitectónico contribuye a la grandiosidad de la imagen;  la suntuosidad del color muestra el gran  colorista  que fue y  la fiel transcripción de las texturas y la captación minuciosa de los objetos recuerda   su capacidad para capturar cualquier elemento o estilo relacionado con la producción de imágenes que le interesara y metabolizarlo; como había hecho, casi adolescente, en Los desposorios de la Virgen directa deudora de su maestro Perugino...

En el retrato de León X  pretende resaltar la  doble importancia social y no sólo  el plano  religioso del retratado: se trata de Giovanni de Medici, hijo de Lorenzo el Magnífico, nacido en Florencia en 1475 el mismo año que Miguel Ángel, que también trabajará para él; aparece Julio retratado con dos cardenales, sus sobrinos, también  de la familia Medici. Él ha accedido al papado a la muerte de Julio II  en 1513. Los historiadores le describen como culto, amante de las letras, de las  artes, y de los placeres sensuales, Rafael deja constancia de ello, con sutileza

La construcción de la Basílica de San Pedro iniciada por Julio II   necesitaba  cuantiosas inversiones y  las arcas de la Iglesia estaban agotadas; esto  llevó al nuevo papa a buscar dinero a través de la venta de indulgencias.La Iglesia  era ya  muy cuestionada,  aunque cuidándose de la Inquisición, pero los tiempos eran otros y destacaba  como una estructura de poder  alejada del espíritu evangélico.

Las indulgencias son la chispa que enciende todo pero la causa  profunda es el racionalismo del Renacimiento que hace que el fraile agustino Lutero, un humanista, cuestione la necesidad de las buenas obras para la salvación y por tanto el valor de las indulgencias. Basta la fe para salvarse y en la Biblia está contenido todo lo que un cristiano debe creer y practicar; Dios iluminará al fiel para que entienda correctamente...Y comenzará traduciendo la Biblia al alemán vulgar con lo que pone las bases del alemán moderno.

En 1520, León X, el Medici sumamente refinado, que sus cercanos describen como afable y apacible, excomulga a Lutero. Es el inicio de la Reforma Protestante que rompe la unidad de la Cristiandad . 

Ese mismo año muere Rafael y suele tomarse como el final del Alto Renacimiento, cuyo centro fue Roma, potenciaron los papas Julio II (1503-13) y León X (1513-1520) y en el  que destacaron grandes artistas, Bramante, Rafael y Miguel Angel... A partir de entonces el nuevo estilo -el Manierismo- destaca por su anticlasicismo. Ya no se buscará la belleza en la medida, la proporción, y la armonía , sino en lo sorprendente y sofisticado. 


G.Vanvitelli, 1681. Vista de ROMA, la ciudad que en el siglo XVI se convirtió en capital mundial del arte, y por ello viaje de estudios obligado para  los artistas hasta finales del siglo XIX en que fue sustituida por París

Desde Julio II, y a pesar del desconcierto temporal que sembró el brutal Saco de Roma por las tropas imperiales de Carlos V, Roma se convirtió en la capital mundial del arte; el viaje a Roma y su estancia era obligatorio o el sueño de cualquier artista con aspiraciones hasta que en los últimos años del siglo XIX sería sustituida por París . Rafael fue considerado un referente de lo que debía ser la buena pintura hasta el siglo XIX;  entonces las vanguardias,  rechazarán  a Rafael por considerar su arte un ejemplo de lo académico.