"¿Sabe usted cómo escribo yo mis cuentos? -le dijo a Korolenko, el periodista y narrador radical, cuando acababan de conocerse- Así." Echó una ojeada a la mesa -cuenta Korolenko- tomó el primer objeto que encontró, que resultó ser un cenicero, y poniéndomelo delante dijo: " Si usted quiere mañana tendrá un cuento. Se llamará El cenicero."Y en aquel mismo instante le pareció a Korolenko que aquel cenicero estaba experimentando una transformación mágica: "Ciertas situaciones indefinidas, aventuras que aún no habían hallado una forma concreta, estaban empezando a cristalizar en torno al cenicero". V.NABOKOV/ Chéjov

"¿Has visto alguna vez un montaje realmente hermoso de, digamos, "El jardín de los cerezos"? No me digas que sí. Nadie lo ha visto. Puede que hayas visto "montajes inspirados, montajes eficaces", pero nunca algo hermoso. Nunca una versión en la cual todos los que salen al escenario estén a la altura del talento de Chéjovè, matiz por matiz, carácter por carácter."-J.D.Salinger

domingo, 24 de marzo de 2013

Antología para "unos quinientos"


.

Un poeta  cita a  otro , Miguel D'Ors  , como el mejor poeta español actual y  ese  elogio y más  entre colegas, logra que se decida leerle; aunque  con desconfianza. Pero sus versos son una sorpresa.

Es difícil saber si la poesía de Miguel D'Ors pertenece a la  "poesía de la experiencia", o es  "poesía metafísica" o si responde al " irracionalismo de las vanguardias". Se ha aprendido, -empíricamente-, que  la buena poesía puede pertenecer  a varias de esas categorías y a otras (César Vallejo  abarcaría todas las citadas  y más),  pero  que a los buenos poetas se les detecta frecuentando la poesía.

Metáforas, imágenes, ritmo,palabras corrientes que parecen nuevas ,misterio, música al fin, se encuentran en los versos de Miguel D'Ors.   Lirismo denso,  versos  que se sostienen solos como desea el venezolano Rafael Cadenas, y con  una capacidad de evocación  infrecuente.

El poeta escribe: " la nieve medieval de Roncesvalles" y con dos sustantivos, un adjetivo y un verbo alejado, transporta al lector  hasta el siglo VIII. A un  atardecer en que las huestes de Carlomagno hostigadas por el enemigo atraviesan el desfiladero, -preferiblemente en medio de una ventisca aunque se corresponda mal con los pocos datos que quedan sobre el posible hecho- y uno de sus caballeros, Roldán, muere en la refriega  Y  en el mismo verso, sin moverse de él, puede llegar a ver cómo en ese momento el paladín muerto abandona  la Historia para  reaparecer ya en el  Mito ,pero siglos después, en  La Chanson de Roland. . 

En  una   entrevista , - poesíadigital.es- , el poeta asegura  que no le importa no llegar a las "grandes" tiradas con sus poemarios y explica por qué. Dice contentarse con  escribir para pocos, "unos quinientos" lectores y   habla de la valoración de su poesía  en el ambiente literario más o menos oficial y oficiante  y del contexto que subyace y de las circunstancias particulares en que se desarrolla su obra poética.
Las pinturas son de Francisco BORES, artista español con  obra  en los mejores museos de arte contemporáneo del mundo. Pertenece a la Escuela de París. Llegó a la ciudad  en 1925 y  vivió allí hasta su muerte.  Pintó en el París de las vanguardias  y fauvismo, expresionismo y  cubismo... fluyen y se transforman en una obra conseguida con valores puramente plásticos y con un estilo  que se ha calificado de figuración lírica.Su idea táctil de la pintura la expresa así:"La pintura es un acto sensual, se la puede considerar como un fruto que saboreamos con los dedos, su piel se identifica con la nuestra". 



LOS ABUELOS

El abuelo era blanco; conocía
dos cuevas y sabía seguir huellas de lobo.
La abuela era menuda y tibia como un nido:
jugábamos a pájaros con ella.

...Y, alrededor, los dos llevaban como
un contorno de campos y palomas:
cruzaban el umbral y parecía
que con ellos entraba el verano en casa;
al contarnos los cuentos en sus voces
oíamos molinos y cuervos alejándose
y hasta en las mismas ropas nos traían
un recuerdo fragante, un recuerdo lluvioso
del heno y la retama...

...Y el abuelo, qué manos de valiente,
qué venas, retorcidas como parras;
las ganas que me daban
de cumplir en un día sesenta y cuatro años
para tener dos manos como aquellas...

Luego, la abuela, aquellas zapatillas
de nube que llevaba,
aquel ir y venir como volando,
de la escoba al misal, de sus gallinas
a las sábanas frescas,
de la labor de lana a los geranios,
del pan a las mejillas de sus nietos...
que, entonces, suavemente, quedábamos dormidos
creyendo que la abuela no se acostaba nunca...
                                                              5.9.69





YO BUSCABA PALABRAS DE
CUANDO ERA VERANO...

Yo buscaba palabras de cuando era verano
y era la vida alegre debajo de los pinos;
cantaba simplemente, no sé, lo más secreto,
lo sencillo, decía
por qué se ruborizan las cerezas
igual que mozas, cómo envejecen las nueces
(igual que mujerucas),
con qué escándalo llega la primavera al mundo
y  viene y va y despierta la hermosura
con pequeñas llamadas de rocío:
recuperaba todas las palabras
que tuve que dejar en los umbrales
de la pena y cantaba las cosas sin sentido,
esto, lo poco bueno
que tengo atesorado desde aquellas mañanas
en que a las nueve en punto me marchaba al colegio
con los lápices siempre tan bien afiladitos
`para poner el mundo en mi cuaderno.
                                         Salamanca, 9.10.68



ES UNA COSA EXTRAÑA...


Es una cosa extraña ser poeta,
es una cosa extraña sentir la propia vida
llena de muchedumbres,
escuchar en el propio canto todos los cantos
y cotidianamente
morir un poco en todo lo que muere.

Es una cosa extraña ser poeta;
es sorprender al niño en los ojos del viejo,
es oír los clamores del bosque en la semilla,
adivinar que hay una primavera dormida
bajo cada nevada,
partir el pan y ver los segadores.

Es una cosa extraña ser poeta;
es convertirse en tierra para entender la lluvia,
es convertirse en hoja para saber de otoños,
es convertirse en muerto para aprender la ausencia.

                                                                         20.1.72



VISTA DE ROMA


Esto es vivir:
                    resquebrajados muros,
fustes truncados, torsos, abatidos
dioses que no respeta
el cardo ni la ortiga, pulcros trazos
piadosos ofendidos
por la lata herrumbrosa, la suela calcinada,
la camada de gatos polvorientos,
la consuetudinaria prostituta...
Y la tarde que pasa sobre todas las cosas
indiferentemente, como el carro
del vencedor hollando los despojos.
Esto es vivir: un porvenir de polvo,
la chispa que sucumbe en el oscuro
reino de la ceniza.

                                                  11.11.74




33 AÑOS


Haber visto Loureiro, Caroy,Ponte-Caldela,
la nieve medieval de Roncesvalles,
el Sena pensativo,sous le Pont Mirabeau,
el melodioso atardecer de Fiesole,
y ROMA, y tantos rostros y nombres, libros, cuadros,
mi mujer y mis hijos, cinco, y el Pirineo,
y Vivaldi y Beethoven:
tanta vida
y que me hayan quedado solamente
cuatro remordimientos que llegan a mis noches
como esos gatos muertos que las olas
devuelven y devuelven a las playas...
                                                        5.9.80



PEQUEÑO TESTAMENTO


Os dejo el río Almofrey, dormido entre zarzas con
mirlos,
las hayas de Zuriza, el azul guaraní de las orquídeas,
los rinocerontes, que son como carros de combate,
los flamencos como claves de sol de la corriente,
las avispas, esos tigres condensados,
las fresas vagabundas, los farrallones de Maine, el
Annapurna,
las cataratas del Niágara con su pose de rubia platino,
los edelweiss prohibidos de Ordesa, las hormigas
minuciosas,
la Vía Láctea y los ruyseñores conplidos.[sic]

Os dejo las autopistas
que exhalan el verano  en la hora despoblada de
la siesta,
el Cántico espiritual, los goles de Pelé,
la catedral de Chartres y los trigos ojivales,
los aleluya de oro de los Uffizi,
el Taj Mahal temblando en un estanque,
los autobuses que se bambolean en São Paulo y en
Mombasa
con racimos de negros y animales felices.


Todo para vosotros, hijos míos.
Suerte de haber tenido un padre rico.

                                                        9.9.83


SI...

Si yo no fuese yo
-gallego y d'ors y todas estas cosas-
y fuese (vaya suerte) don Joaquín
Antonio Peñalosa,

aquí figuraría aquel poema mío
-de Peñalosa, nadie se confunda-
donde, con voz que sabe hacerse niña
y es bella y es profunda,

le encargo a un carpintero, para el día
en que, muerto, comience a estar más Vivo,
un ataúd digamos
de diseño exclusivo
con una hechura tal -pido con esa
humildad que es la forma más alta de razón-
que puedan enterrarme de rodillas,

pues no basta una vida para pedir perdón.
                                                    2.2.98




PLANES PARA EL PASADO


Una vez más trenzando y destrenzando
memoria, sueño, olvido.

Una vez  más contando
lo que siempre dejaba de ocurrirte.
                                           Buscando
eso que es más verdad que la verdad.

Una vez más  mintiendo
con la mayor sinceridad del mundo.

Una vez más haciendo
planes para el pasado.
                                    23.4.05


Nota:
- La Edición, selección y prólogo  es de Ana Eyre. Del Prólogo lo más destacable es un sorprendente arranque:
"¿MERECE la pena leer poemas de Miguel d'Ors cuando podemos hacer tantas otras cosas?".
pero ,luego, un aviso que sí  resulta certero:

" la poesía de D'Ors crece con cada lectura [...] los poemas ganan hondura si volvemos a ellos".




MIGUEL D'ORS, El Misterio de la Felicidad, (Antología) Renacimiento.

2 comentarios:

bulbo raquídeo dijo...

Si te hace sentir bien y encontrar alguna "utilidad" a tu blog te quiero contar que yo lo leo siempre. Es mas, lo tengo como inicio en el google chrome porque me encantan las cosas que escribís. Literatura+música+arte y poesías con obras de arte y melodía con arte y literatura, todo lo mezclas y me parece muy bonito porque nunca lo había leído en otro blog.
Así que espero que sigas escribiendo espacio chejov!un abrazo!
Mara

bulbo raquídeo dijo...

Me daría mucha pena que cerrases tu blog, espacio chejov, porque me encanta lo que escribís. Si le querés encontrar alguna "utilidad" a lo que escribís puedo confesarte que conocí a varios autores, tanto literarios como plásticos, leyendo tus publicaciones. Espero que sigas porque yo lo leo! :) un abrazo!