"¿Sabe usted cómo escribo yo mis cuentos? -le dijo a Korolenko, el periodista y narrador radical, cuando acababan de conocerse- Así." Echó una ojeada a la mesa -cuenta Korolenko- tomó el primer objeto que encontró, que resultó ser un cenicero, y poniéndomelo delante dijo: " Si usted quiere mañana tendrá un cuento. Se llamará El cenicero."Y en aquel mismo instante le pareció a Korolenko que aquel cenicero estaba experimentando una transformación mágica: "Ciertas situaciones indefinidas, aventuras que aún no habían hallado una forma concreta, estaban empezando a cristalizar en torno al cenicero". V.NABOKOV/ Chéjov

"¿Has visto alguna vez un montaje realmente hermoso de, digamos, "El jardín de los cerezos"? No me digas que sí. Nadie lo ha visto. Puede que hayas visto "montajes inspirados, montajes eficaces", pero nunca algo hermoso. Nunca una versión en la cual todos los que salen al escenario estén a la altura del talento de Chéjovè, matiz por matiz, carácter por carácter."-J.D.Salinger

sábado, 31 de julio de 2010

Joan Baptiste Humet/ Recordándole...


Joan Baptista Humet, había nacido en Navarrés (Valencia)el 4 de enero de 1950, se matriculó en Arquitectura, cuyos estudios abandonó por la música en la que debutó en 1968 junto a Serrat.Compuso letras y músicas y cantó canciones como éstas que siguen produciendo emoción y melancolía. Murió hace dos años, pero hoy ["que proso estos versos", interfiere Vallejo,] aflora su recuerdo y las ganas de compartir sus letras y sus músicas de compositior y poeta, para que no se le olvide.

BORGES y El Unicornio

.


El Jardín de las delicias,el triptico de El Bosco, refleja la capacidad infinita de imaginar de este pintor. En la tabla izquierda, se representa El Paraíso y la creación del hombre, y entre  la riqueza de animales propios del Edén ( aunque  esta pintura oculta aspectos siniestros como animales que se devoran entre ellos ) está el unicornio de los Bestiarios medievales; el pintor pertenecía y no pertenecía ya, a la Edad Media.


Jerónimo van Aeken, El Bosco, vivió en Flandes y murió h.1516 [cuando el emperador Carlos V, también flamenco,  nacido en Gante en 1500,era adolescente.Esta digresión se mezcla porque a su hijo Felipe II le gustaba mucho la pintura del artista flamenco y entre las que le pertenecían estaba  El Jardín de las delicias ]

Puede resulta inverosímil que se creyera en la existencia del Unicornio en época tan avanzada y más aún que se poseyeran pruebas materiales de su existencia. Sorprende que en fecha tan tardía como 1660, a la muerte del inteligente y culto Velázquez se encontrara en sus pertenencias, entre  tratados de filosofía, arte, óptica y cuadros, joyas, relojes..., un cuerno de unicornio! Lo recuerda Julián Gállego,  una  autoridad sobre el pintor sevillano, .


El jardín de las delicias, óleo sobre tabla, lo pintó El Bosco a comienzos del siglo XVI.
Seguía una secuencia tradicional, al menos en este pintor: en la tabla izquierda El Paraíso y la creación del hombre; en la tabla central, el tema principal de la pintura, en este caso El Jardín de las Delicias, en  que están representadas toda clase y combinaciones de delicias carnales pero, tal vez para que la censura,-la Inquisición nada menos-, lo pasara por su finalidad moral, en la tabla derecha termina  la secuencia con El Infierno. 
El Paraíso. Tabla izda. del tríptico (det.) Un unicornio blanco abreva entre otros animales.


El Libro de los seres imaginarios de Borges puede conducir hasta el Unicornio de El Bosco. Cuando se habla de Borges se destaca su erudición admirable, pero lo que verdaderamente le hace único es la imaginación ilimitada y su capacidad para inventar personajes históricos o falsamente históricos  y citas falsas verdaderas; Esto es lo que cuenta del animal fabuloso:


El Unicornio

"La primera versión del Unicornio casi coincide con las últimas. Cuatrocientos años antes de la era cristiana, el griego Ctesias, médico de Artajerjes Mnemón, refiere que en los reinos del Indostán hay muy veloces asnos silvestres, de pelaje blanco, de cabeza purpúrea, de ojos azules, provistos de un agudo cuerno en la frente, que en la base es blanco, en la punta es rojo y en medio es plenamente negro. Plinio agrega otras precisiones (VIII,31):

"Dan caza en la India a otra fiera: el Unicornio, semejante por el cuerpo al caballo, por la cabeza al ciervo, por las patas al elefante, por la cola al jabalí. su mugido es grave; un largo y negro cuerno se eleva en medio de su frente. Se niega que pueda ser apresado vivo."

El orientalista Schrader, hacia 1892, pensó que el Unicornio pudo haber sido sugerido a los griegos por ciertos bajorelieves persas, que representan toros de perfil, con un sólo cuerno.En las Etimologías de Isidoro de Sevilla, redactada a principios del s.VII, se lee que una cornada del Unicornio suele matar al elefante; ello recuerda la análoga victoria del Karkadán (rinoceronte), en el segundo viaje de simbad. Otro adversario del Unicornio era el león, y una octava real del segundo libro de la inextricable epopeya The Faerie Queene conserva la manera de su combate. El león se arrima a un árbol; el unicornio, con la frente baja, lo embiste; el león se hace a un lado, y el Unicornio queda clavado al tronco. La octava data del siglo XVI; a principios del XVIII, la unión del reino de Inglaterra con el reino de Escocia confrontaría en las armas de Gean Bretaña el Leopardo (león) inglés con el Unicornio escocés.


En la edad Media, los bestiarios enseñan que el Unicornio puede ser apresado por una niña; en el Physiologus Graecus se lee: "Cómo lo apresan. Le ponen por delante una virgen y la virgen lo abriga con amor y lo arrebata al palacio de los reyes" Una medalla de Pisanello y muchas y famosas tapicerías ilustran este triunfo, cuyas aplicaciones alegóricas son notorias. El Espíritu Santo, Jesuscristo, el mercurio y el mal han sido figurados por el Unicornio. La obra de Jung, Psychologie und Alchemie (Zurich, 1944) historia y analiza estos simbolismos.

Un caballito blanco con patas traseras de antílope, barba de chivo y un largo y retorcido cuerno en la frente, es la representación habitual de este animal fantástico.

Leonardo da Vinci atribuye la captura del Unicornio a su sensualidad; ésta le hace olvidar su fiereza y recostarse en el regazo de la doncella, y así lo apresan los cazadores. "

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

-Si eso pensaba Leonardo, extraña menos lo de Velázquez anotado al principio y más si se piensa que en el siglo XVIII, Newton, -cuya inteligencia se considera entre las mayores que hayan existido- creía y practicaba la alquimia.Y para pensar en la actualidad..., fabular y esperar alguna solución mágica parece ser necesario a la especie humana, a pesar de su racionalidad, o por ella.



Jorge Luis BORGES: El libro de los seres imaginarios. Alianza bolsillo.

viernes, 30 de julio de 2010

lunes, 26 de julio de 2010

Serenata triste de Tchaikovsky/la música que tocan los violinistas de Chagall

                                                         
.






                                                    

sábado, 17 de julio de 2010

APOLLINAIRE y la Guerra del 14-18



Un APOLLINAIRE  distinto del que en 1910 hiciera versos  con humor y calidez  para la tumba de su amigo, el pintor naïf  ROUSSEAU.Pocos años más tarde el humor se ha convertido en sarcasmo, amargura y desesperanza.



Guillaume APOLLINAIRE,(1880-1918).El poeta y crítico gravemente herido en 1916 por un obús en la cabeza en la Primera Guerra Mundial.


Otto Dix (1891-1869),1913 Amanecer, ól/lz 51 x 66 cm

El pintor expresionista alemán  que en 1913 tenía 22 años y estudiaba pintura en Dresde, (la ciudad de trágico futuro,donde en 1905 se había producido el movimiento expresionista Die Brücke)-, pinta, un año antes de empezar la guerra, esta escena  con sol  como una cercana premonición de lo que será un paisaje bélico: un sol de brillo apagado y sucio  sobre un campo enlodado que sobrevuelan pájaros siniestros.

Él también participará en la Gran Guerra, incluso irá deseoso de palpar la verdadera realidad, porque él "es un realista" confesará después. Pero tras el "baño de realidad" dejará testimonios plásticos que emparentan con los aguafuertes de guerra de Goya y contará que durante más de diez años se arrastró en sueños por pasillos demasiado estrechos de casas derruidas en ciudades devastadas.



Maravilla de la guerra

Qué bellos son esos cohetes que iluminan la noche 
Montan sobre su cabeza y se inclinan a ver
Son damas que danzan llevando sus miradas
A modo de ojos brazos y corazones

He reconocido tu sonrisa y tu vivacidad

Es también la apoteosis cotidiana de mis Berenices
cuyas cabelleras se han transformado todas en cometas
Esas doradas danzarinas pertenecen a todos los
tiempos y las razas
Paren bruscamente niños que tiene el tiempo
justo de morir.

Qué bellos son todos esos cohetes
Pero sería mucho más bello si aún hubiera más
Si hubiera millones que adquirieran un sentido
completo y relativo como las letras de un libro
Tan bello como si la vida misma surgiera de los
moribundos

Pero sería todavía más bello si aún hubiera más
Mientras los contemplo como a una belleza que
se ofrece y en seguida se escapa
Me parece asistir a un gran festín iluminado a giorno
Es un banquete que se ofrece la tierra
Tiene hambre y sus grandes bocas pálidas abre
La tierra tiene hambre y he aquí su festín de
Baltasar caníbal
Quién hubiera dicho que pudiérammos ser tan antropófagos
Y que era necesario tanto fuego para cocer el
cuerpo humano
He ahí por qué el aire tiene un gustito empireumático
que a fe mía no es desagradable
Pero el festín aún sería más bello si el cielo
comiera con la tierra
No traga más que almas
Que es una manera de no alimentarse
Y se contenta jugueteando con fuegos versicolores

Pero en la dulzura de esta guerra he corrido
con mi compañía por extensos túneles
Algunos gritos de llamas anuncian sin cesar mi
presencia
He surcado el lecho donde me deslizo desdoblándome
en mil pequeños ríos que van a todas partes
o más bien comienzo estar en todas partes
Soy yo quien empieza esta cosa de los siglos
venideros
Llevará más comprenderla que a la fábula de Ícaro
volante

Lego al porvenir la historia de Guillaume Apollinaire
Que fue a la guerra y supo estar en todas partes
En las felices ciudades de la retaguardia
En todo el resto del universo
En los que mueren pataleando entre las alambradas
En las mujeres en los cañones en los caballos
En el cénit en el nadir en los cuatro puntos cardinales
Y en el ardor impar de esta vigilia de armas
Y sin duda sería mucho más bello
Si pudiera suponer que todas esas cosas en las
cuales estoy en todas partes
Pueden ocuparme también
Pero en ese sentido no hay nada que hacer
Porque si en esta hora estoy en todas partes en mí
no hay más que yo



guillaume apollinaire.:
zona.
tusquets
.

lunes, 12 de julio de 2010

EZRA POUND/ ERNESTO CARDENAL : Cantos de libertad y belleza

.



A esta Antología de Ezra Pound, publicada por Visor, le falta para alcanzar la perfección ser bilingüe y es difícil entender por qué no lo es; pero a pesar de ello es recomendable por la excelente traducción de los poemas y el emocionante Prólogo de Ernesto Cardenal cuya devoción por el poeta norteamericano conduce al lector hasta sus versos.



Cardenal ,para mostrar qué lejos estaba Pound del mochuelo de fascismo que se le colgó sin matices y por el que tanto debió sufrir, cita algunas estrofas de sus CANTOS en los que brilla la altura a la que llegó como poeta y la importancia indeclinable que daba a la libertad. Dos de ellas valen para muestra:


Para ser Señor de los cuatro mares de China
un hombre debe dejar a los hombres hacer versos
debe dejar al pueblo representar comedias
y a los historiadores escribir los hechos reales
debe dejar al pobre maldecir los impuestos


To be Lord to the four seas of China
a man must let men make verses
he must let people play comedies
and historians write down the facts
he must let the poor speak evil of taxes [CANTO LIII]



Contando cómo Platón fue a Dionisio de Siracusa
porque había observado que los tiranos
eran eficientísimos en todo aquello en que se metían,
pero no pudo inducir a Dionisio
en ninguna mejora


And telling of how Plato went to Dionysius of Syracuse
Because he had observer that tyrans
Were most efficient in all that they set their hands to,
But he was unable to persuade Dionysius
To any ameloration.[CANTO VIII]




Old Ez, como le gustaba le llamasen sus amigos, también vivió en Venecia, donde murió y está enterrado, en la isla de San Michele

.

sábado, 10 de julio de 2010

Chagall :Mi Vida

.


Mi vida, del pintor Marc Chagall (Vitebsk, 1887-París, 1985) es una autobiografía pero no al uso. Fue el único libro que escribió, pero basta para comprender que además de un poeta que pintaba era un poeta que escribía capaz de atrapar al lector, emocionarle y arrancarle alguna sonrisa, aunque la mayor parte de su vida fue bastante dura. Parodiando a Borges, a Chagall, como a casi todo el mundo, le tocaron vivir tiempos difíciles tal vez con un plus por ser judío.El libro está editado por Acantilado con la calidad a que ha acostumbrado a sus lectores. 



La escala de Jacob. Gen 28, 12. (ampliar imágenes)

Dos versiones del tema bíblico separadas por el tiempo que se refleja en la incorporación, en la segunda pintura, de las innovaciones que aportan las últimas vanguardias: cubismo, fauvismo, surrealismo... a la personal atracción por lo fantástico-poético de Chagall.
"Jacob tuvo un sueño. Soñó con una escalera que estaba apoyada en tierra y cuya cima tocaba los cielos. Y observó que los ángeles de Dios subían y bajaban por ella. Vio también que Yahvé estaba sobre ella y que le decía:Yo soy Yahvé, el Dios de tu padre Abrahám y el Dios de Isaac. La tierra en que estás acostado te la doy a ti y a tu descendencia". (Gen,28,12)
"Una vez en París, estuve en los ballets de Diáguilev, para ver a Bakst y a Nijinski. Durante toda su vida, Diáguilev no ha sabido nunca si acercarse a mí, ni cómo hacerlo.Para mí quellos ballets tenían el mismo punto de partida que el "Mir Iskusstva", que, por otra parte, también había fundado Diághilev. Todos los descubrimientos, los hallazgos, "las novedades" estaban allí filtrados, pulidos para llegar al mundo, en un estilo bello y malicioso.Y yo, yo soy hijo de trabajadores y a menudo, en un salón, por aburrimiento me entran ganas de manchar los parquets radiantes.Apenas abiertas las puertas de los bastidores, divisé, a lo lejos, a Bakst.Rosado y pelirrojo, me sonreía con benevolencia.

Nijinski llega y me da unas palmadas en el hombro. Pero ya se lanza al escenario donde le espera Karsavina: representan El espectro de la rosa.Bakst le detiene con paternalismo."Vazia, espera, ven aquí." Y le pone bien la ancha corbata.

D'Annunzio, cerca de él, pequeño, con su bigote refinado, flirtea amablemente con Ida Rubinstein."¿Finalmente has venido?", me espeta bruscamente Bakst.Estoy desconcertado. si me había aconsejado que no fuera a París, con la advertencia de que tenía probabilidades de morirme de hambre y de que no contara con él.

Cuando todavía estaba en Petersburgo, me había dado cien francos con la esperanza de que me convertiría en su ayudante-decorador. Pero, cuando vio que no pintaba demasido bien los decorados, me despachó.Pero me fui igualmente y ahora estoy delante de él. Me cuesta hablarle.Sé que Bakst está muy nervioso. Yo también. No me siento agredido. ¿Pero qué pasa? ¿Tenía que quedarme en Rusia?Allí, cuando todavía era un niño, a cada paso notaba -¡me lo hacían notar!- que era judío.
Si trataba con artistas del grupo de los jóvenes, me relegaban (e incluso lo permitían) al lugar más recóndito, al más oscuro.

Cuando siguiendo los consejos de Bakst, mandé unas telas a la exposición de Mir Iskusstva, las aparcaron tranquilamente en el apartamento de uno de los miembros, mientras que todo pintor ruso, fuera cual fuera su calidad, era invitado a formar parte del grupo.

Y yo pensaba: seguramente es porque soy judío y no tengo patria.
¡París! No había palabra más dulce para mí.A decir verdad en este momento poco me importaba que Bakst viniera a verme o no.Pero fue él quien al marcharse me dijo:"Pasaré por su casa a ver lo que está haciendo"Un día vino."Ahora, me dijo, sus colores cantan"Fueron las últimas palabras que le dedicó el profesor Baks a su antiguo alumno." (y sigue...)



links sobre el tema:
Chagall y la ley de la gravedad 
Chagall, una autobiografía pintada



Marc Chagall, Mi vida, Acantilado