"¿Sabe usted cómo escribo yo mis cuentos? -le dijo a Korolenko, el periodista y narrador radical, cuando acababan de conocerse- Así." Echó una ojeada a la mesa -cuenta Korolenko- tomó el primer objeto que encontró, que resultó ser un cenicero, y poniéndomelo delante dijo: " Si usted quiere mañana tendrá un cuento. Se llamará El cenicero."Y en aquel mismo instante le pareció a Korolenko que aquel cenicero estaba experimentando una transformación mágica: "Ciertas situaciones indefinidas, aventuras que aún no habían hallado una forma concreta, estaban empezando a cristalizar en torno al cenicero". V.NABOKOV/ Chéjov

"¿Has visto alguna vez un montaje realmente hermoso de, digamos, "El jardín de los cerezos"? No me digas que sí. Nadie lo ha visto. Puede que hayas visto "montajes inspirados, montajes eficaces", pero nunca algo hermoso. Nunca una versión en la cual todos los que salen al escenario estén a la altura del talento de Chéjovè, matiz por matiz, carácter por carácter."-J.D.Salinger

miércoles, 5 de mayo de 2010

Picassiana

.


Picasso, Desnudo con hojas verdes y busto, 1932

Este desnudo acaba de subastarse en Cristie's de Nueva York y ha destronado al gran Alberto Giacometti que con Hombre que camina I en Sotheby's de Londres habia conseguido en febrero 74,3 millones de €.

Pero no sólo eso, el picasso de Marie Thérèse, como venus clásica contemplada por un busto de Picasso,un cuadro de gran formato, 160 x 130 cm,se ha convertido en el picasso más caro de todos los tiempos, con 81 millones de €.



Picasso,Marie-Thérèse Walter, h1936?. ól/lz



Cuando Picasso conoció y se enamoró de esta hermosa muchacha suiza, ella tenía 17 años y él iba a hacer cincuenta. Él todavía estaba casado con la bailarina Olga Khoklhova lo que les convirtió en amantes. La vida de Picasso está llena de mujeres que se solapan, todas interesantes y guapas pero Marie Thérèse era especial. La gente que la conoció la describe como una muchacha sensual, alegre y desinteresada y llena de encanto. Para comprender que llenó de alegría de vivir la vida del pintor no hay más que mirar sus cuadros de aquellos años: la intensa sexualidad del momento la volcó en los grabados de la Suite Vollard, pero la sensualidad, la gracia y el lirismo lo reservó para los retratos de la chica, llenos luz y poesía; porque  en el ambiente rupturista y antiburgués de las vanguardias,  Picasso aparte de genio creativo, que le sobraba, tenía,lo que se llama "buen gusto" y en el fondo sentido de lo decorativo y elegante, aunque no suene bien entre bohemios puritanos.

La chica suiza, que a su vez fue sustituida, una vez más, en el corazón  depredador del genio, no logro olvidarle y se suicidó tras su muerte en 1973.