"¿Sabe usted cómo escribo yo mis cuentos? -le dijo a Korolenko, el periodista y narrador radical, cuando acababan de conocerse- Así." Echó una ojeada a la mesa -cuenta Korolenko- tomó el primer objeto que encontró, que resultó ser un cenicero, y poniéndomelo delante dijo: " Si usted quiere mañana tendrá un cuento. Se llamará El cenicero."Y en aquel mismo instante le pareció a Korolenko que aquel cenicero estaba experimentando una transformación mágica: "Ciertas situaciones indefinidas, aventuras que aún no habían hallado una forma concreta, estaban empezando a cristalizar en torno al cenicero". V.NABOKOV/ Chéjov

"¿Has visto alguna vez un montaje realmente hermoso de, digamos, "El jardín de los cerezos"? No me digas que sí. Nadie lo ha visto. Puede que hayas visto "montajes inspirados, montajes eficaces", pero nunca algo hermoso. Nunca una versión en la cual todos los que salen al escenario estén a la altura del talento de Chéjovè, matiz por matiz, carácter por carácter."-J.D.Salinger

viernes, 9 de mayo de 2014

"Venus del Espejo" de TIZIANO a RUBENS con versos de GUILLÉN






Tiziano en pintura, -como  Miguel  Ángel  en escultura-,  se convertiría  en modelo para  los Grandes Maestros, contemporáneos y posteriores.De Jorge Guillén  detiene el peso de cada verso.


                                            Tiziano, Venus del espejo, h1555,  ól/lz, 124 x 104,washington

                                               Rubens, Venus y Cupido, 1615, ól/lz, 137 x 111, madrid






PROFUNDO ESPEJO 



Entró la aurora allí. Se abrió el espejo.
Soñaba la verdad con otra vida.
Pero tan fiel al punto de partida
Por lo profundo se alejó lo viejo

Qué, latente en la fábula el cotejo,
Aun más puras se alzaron en seguida
Las formas. Y hecha gracia la medida,
De sus esencias fueron el reflejo.

Un material muy límpido y muy leve
Se aislaba exacto y mucho más hermoso.
La exactitud rendía otro relieve.

Mientras, las sombras se sentían densas
De su acumulación y su reposo.
La verdad inventaba a sus expensas.




PREFERIDA A VENUS


De las ondas,
Terminante perfil entre espumas sin forma.

Imprevista
Surge -lejos su patria- la seducción marina.

¡Salve, tú
que de la tierra vienes para ser en lo azul

No deidad
Soñada sino cuerpo de prodigio real!

Nadadora
Feliz va regalando desnudez a las ondas.




Jorge GUILLÉN, Cántico, Valladolid 1893-!984