"¿Sabe usted cómo escribo yo mis cuentos? -le dijo a Korolenko, el periodista y narrador radical, cuando acababan de conocerse- Así." Echó una ojeada a la mesa -cuenta Korolenko- tomó el primer objeto que encontró, que resultó ser un cenicero, y poniéndomelo delante dijo: " Si usted quiere mañana tendrá un cuento. Se llamará El cenicero."Y en aquel mismo instante le pareció a Korolenko que aquel cenicero estaba experimentando una transformación mágica: "Ciertas situaciones indefinidas, aventuras que aún no habían hallado una forma concreta, estaban empezando a cristalizar en torno al cenicero". V.NABOKOV/ Chéjov

"¿Has visto alguna vez un montaje realmente hermoso de, digamos, "El jardín de los cerezos"? No me digas que sí. Nadie lo ha visto. Puede que hayas visto "montajes inspirados, montajes eficaces", pero nunca algo hermoso. Nunca una versión en la cual todos los que salen al escenario estén a la altura del talento de Chéjovè, matiz por matiz, carácter por carácter."-J.D.Salinger

miércoles, 15 de octubre de 2014

VLAMINCK el color como pasión y destino

                        




Maurice de Vlaminck (París,1876-1958) recuerda la idea del griego Heráclito del carácter como destino. Apasionado, espontáneo, revolucionario, libertario,...fue el más fauve entre los fauves.

Nació en París de padres músicos que daban clases de piano. Maurice tras unos estudios mediocres pasó por diferentes profesiones. Fue:
-Entre 1893-96, corredor ciclista profesional,
-Entre 1896-97, profesor de violín y músico en una orquesta por las  noches,
-De 1898 a 1899 periodista anarquista, 
-En 1899 le interesó la pintura y compartió estudio con su amigo  André Derain  hasta 1901.
                                
                                                          Autorretrato 1912                    


Alardeaba  de ser autodidacta, de no haber seguido nunca un curso de arte y de no haber entrado jamás en un museo. En 1901 la exposición retrospectiva  de Van Gogh en la galería Berheim  fue una revelación que le llevó a  exclamar:"Amo más a Van Gogh que a mi padre" y le  hizo adicto al color puro empleado con generosidad y total libertad. En la exposición de Van Gogh Derain le presentó a Matisse.                 

                                          

                                        
                                               André Derain su amigo.

                                          
                                    Guillaume Apollinaire, poeta,crítico, activista artístico y amigo




El Fauvismo y Vlaminck.-


Matisse, Derain y Vlaminck protagonizarían  el escándalo del Salón de Otoño de 1905. El crítico Vauxcelles calificó de fauves (fieras) a los jóvenes  que exponían  pinturas  de colores intensos empleados de forma arbitraria, al margen de la naturaleza.


En torno a Matisse estaban Vlaminck, Derain, Rouault, Van Dongen, incluso Braque deslumbrado por la libertad de la nueva pintura vivía una etapa  fauvista  que abandonaría para emprender con Picasso el camino aún más radical hacia el Cubismo.


En el origen del  Fauvismo confluyeron  las reflexiones  plásticas de los postimpresionistas, Cezanne pero sobre todo de Gauguin y Van Gogh y sorprendentemente  de un profesor de la  Escuela de Bellas Artes de París,  el pintor  Gustave Moreau que alentó en sus alumnos tendencias muy alejadas del preciosismo simbolista que él practicaba


              .


Detrás  del Fauvismo no había una  teoría formal pero se  reflejaba la sensibilidad de principios del siglo XX. A una poética de la electricidad, de la velocidad y  del dinamismo modernos corresponde en la pintura fauve  la exaltación del color puro y la violencia de la pincelada y la rapidez de ejecución.

Los pintores fauves  tenían en común la exaltación del color puro,el rechazo de la perspectiva y de los valores clásicos (medida, proporción, armonía...) y también el  rechazo del espacio clásico, de la luz y del naturalismo impresionistas.Acentuaba lo sensorial sobre lo racional y Maurice Vlaminck, vitalista, explosivo,cargado de vigor y energía encontró en él la libertad expresiva que necesitaba. 
                                                                
Frecuentaba el  grupo del Bateau-Lavoir en Montmartre  al que aporta una nota pintoresca con su contextura atlética, el jersey de cuello alto recuerdo  de sus días de ciclista y maneras rudas y sencillas. Allí se reunía con sus amigos Derain,  Picasso, Apollinare, Max Jacob, André Salmon...

En 1906 el marchante Vollard le compró toda su producción y pudo vivir de la pintura.Su primera exposición particular se celebró en 1907 en la galería Vollard. En 1914 fue movilizado y trabajó durante la guerra en una fábrica.

Se casó  dos veces, - una antes de los veinte años- tuvo cinco hijas y cuando el éxito se lo permitió abandonó el ruidoso  París y se instaló en el campo.Fue un escritor interesante que ha dejado una veintena de obras entre novelas, poesía y ensayos.

                                 
                   
                                          

                                          
                                         
                                         
                                         
                                          
                                                     Vlaminck cubista, h1910                                        
                                         

                                          
                                
                                              1946.-Mies bajo la tormenta.


Vlaminck creó imágenes  turbulentas,y vehementes de la naturaleza y en los  paisajes vuelca un amor directo, cargado de pathos. Desplazó la línea a un puesto subalterno  y empleaba a menudo el color directamente del tubo en espesos empastes.El color, más emocional que la línea ponía en evidencia un arte que activaba la pasión.

Su interés por el Cubismo  fue episódico.Le parecía demasiado intelectual, cerebral y seco y su pintura volvió a ser la que le marcaba su temperamento y su carácter.

                                     
                          Una de las muchas  litografías que hizo en un estilo a la vez vigoroso y lírico.